Gabriel Resources demanda a Rumanía ante el Banco Mundial por no autorizar el megaproyecto minero de Rosia Montana

Alburnus Maior considera una victoria adelantada la demanda de Gabriel Resources ante el CIADI






















La compañía canadiense ha presentado una reclamación contra el país balcánico ante el Centro Internacional del Banco Mundial para el Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (CIADI).

Para Gabriel Resources, "a través de sus acciones e inacciones, Rumanía ha bloqueado e impedido la ejecución del proyecto sin el debido proceso de compensación". Para Jonathan Henry, CEO de la compañía, el Presidente rumano ha tenido una "aparente y decepcionante falta de voluntad", lo que ha decidido a Gabriel a iniciar un procedimiento de arbitraje internacional.

ALBURNUS MAIOR CONSIDERA LA REACCIÓN DE GABRIEL RESOURCES UN ÉXITO PARA LA CIUDADANÍA

Para la asociación que lanzó la campaña 'Salvemos Rosia Montana', la derrota de los planes de la minera "es una clara indicación del compromiso de la ciudanía rumana con la defensa de sus derechos, la libertad y la democracia". Tras 15 años de lucha, la movilización social "ha contribuido a la construcción de un joven movimiento democrático en Rumanía y ha llevado al país en una dirección que no es reversible".

Para el colectivo, "los planes de la empresa no se desmoronaron al iniciar el proyecto debido al alto nivel de corrupción" en el el país. Ahora, "este caso demuestra que una vez más las cláusulas del arbitraje internacional se están utilizando para saquear los pueblos y naciones de los presupuestos asignados para la salud o educación". Por eso, "la campaña Salvemos Rosia Montana exige una total transparencia y rendición de cuentas por parte de las autoridades y todos los representantes legales presentes en todas las etapas del proceso".

"Este arbitraje ilustra cómo empresas como Gabriel consideran los beneficios más importantes que las personas, que la voluntad de unos pocos multimillonarios de Wall-Street tiene más legitimidad que la legislación de toda una nación. Hay tres hechos conocidos acerca de este proyecto minero: los tribunales nacionales lo consideron ilegal en varias ocasiones, fue denostado por la población local y millones de personas en todo el país y fue promovido por muchos políticos acusados de corrupción que en algunos casos ya están cumpliendo largas penas de prisión. ¿Por qué Gabriel ha seguido invirtiendo durante 15 años en un mal negocio? Obviamente, sigue siendo un misterio", ha declarado Eugen David, presidente de Alburnus Maior.

AM/Redacción
23.7.2015

  ALERTAMINERA.net

Regresar a inicio